Publicado: 29 de Noviembre de 2015

Este trastorno tiene ese nombre por tener los mismos síntomas que una angina de pecho, dolor torácico, irradiación al brazo izquierdo y dificultad para la inspiración profunda, después de acudir al médico y descartar cualquier alteración cardiaca a través de un electromiograma se puede acudir a la consulta del osteopatata quien resolverá con prontitud todos estos síntomas, pero no hay que olvidar que casi siempre irá asociado con ansiedad y estrés algo que tendrá que ser responsabilidad de la propia persona.